Artículos

La Biblia, la palabra de Dios contiene muchas enseñanzas para trabajadores y empleadores. Estos, deben ser puestos en práctica para que Dios pueda obran y bendecirnos en nuestra vida, empresas y negocios. Si es tu decisión y buen sentir, aquí te dejamos algunos de los más conocidos.

Filipenses 2:3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo.

La palabra de Dios ofrece bellísimos versículos a la mujer que es o quiere ser madre. Aconseja al esposo en su cuidado y defiende la vida desde el seno materno.

Cuando la lógica común se separa del ser humano trae daños irreparables para toda la sociedad. Hay ciertas malas decisiones, por malas razones que nos apropiamos como si fueran "correctas" y "justas", pero que en su raíz y final solo traen falsas esperanzas, y problemas reales, que se diversificaran con el tiempo.

El Señor quiere que prosperemos, quiere que multipliquemos y transmitamos su gracias a los demás. El quiere fortalecernos, restaurarnos, El se deleita en bendecir a sus hijos.

Muchas veces nosotros interrumpimos el proceso de santidad y bendición en nuestra vida no queriendo renunciar a nuestro yo, ni a nuestros pecados aun luego de haber nacido de nuevo, lo que insterfiere con que el Espiritu de Dios fluya libremente en nuestras vidas. Recordemos que como buen padre, Dios no permitirá que ninguno de sus hijos peque exitosamente.

El Señor, no sólo quiere salvar nuestra alma (que es el mayor regalo que podemos recibir). El también quiere limpiar toda iniquidad nuestra, para así ser un instrumento para su obra y dar frutos.

Luego de nuestra salvación, no debemos quedarnos con La Gracia que hemos recibido, más bien, debemos compartirla, ya que nuestro propósito principal es el llevar el evangélio y hacer discípulos de él.

En la semana pasada pude experimentar el menosprecio que hay en la sociedad con nosotras las madres, sobre todo cuando somos jóvenes.

Me tocó viajar sola con mis hijos, uno de 5 años y otra de 3 años y a parte de eso, me veo más joven de lo que soy. En todo el proceso desde que partimos de nuestro país hacia nuestro destino, sentí como las personas nos observaban y cuando se nos acercaban hacían comentarios como : No sé como lo haces; De verdad que tienes paciencia; Ufff, Viajando sola con dos niños...; y otros más comentarios.

Para nosotros los cristianos, es muy importante saber a quien estamos enfrentando y estudiarlo para saber como enfrentarlo y como detectar sus artimañas y poder revestirnos con la armadura correcta para no ser derrotados, si no, victoriosos en el Señor. Acompáñanos en este estudio para estudiar en contra de que ser estamos batallando en este mundo caído hasta que seamos llevados con el Señor.