Si nos aseguramos de hacer las cosas como Dios manda, viviremos una vida fructífera y con propósito.

Eso no significa que no tendremos contratiempos ni aflicciones, por el contrario, es necesario que nuestra fé sea fortalecida y probada, y esto se consigue a través de las pruebas y aflicciones.

Si lleváramos cada etapa como debe de hacerse, cuando se deba hacer, veremos los resultados a través del recorrido de nuestra vida. Lamentablemente, nos damos cuenta de esto luego de tener medio cuerpo caído en el hoyo. Pero Dios es bueno y fiel que cada vez que nos volvemos a él nos restaura, aunque muchas veces, queden cicatrices físicas y emocionales.

Beneficios que obtenemos cuando obedecemos al Señor.

  1. Nos acercamos a él. Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.
  2. Somos amados por el Padre. Juan 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.
  3. Somos libertados del yugo de la esclavitud del pecado. Romanos 6:15-18 ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?
  4. Nos va bien. Jeremías 7:23 Mas esto les mandé, diciendo: Escuchad mi voz, y seré a vosotros por Dios, y vosotros me seréis por pueblo; y andad en todo camino que os mande, para que os vaya bien.
  5. Somos librados de males y obtenemos la victoria. Santiago 4: 7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
  6. Tenemos de nuestro lado al creador del Universo y lo glorificamos con el resultado de nuestra obediencia. Juan 15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
  7. Seguimos un propósito más importante que personalmente pudieramos tener.
  8. Prosperarás. Deuteronomio 10:12-13 »Y ahora, Israel, ¿qué es lo que el Señor tu Dios pide de ti? Solamente que temas al Señor tu Dios, que vayas por todos sus caminos, y que ames y sirvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; 13 que cumplas sus mandamientos y estatutos, los cuales hoy te ordeno cumplir, para que tengas prosperidad.

Que significa para Dios la obediencia

  1. Que lo amamos: Juan 14:24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.
  2. Que es mejor que cualquier sacrificio o buena obra que hagamos. 1 Samuel 15:22 «¿Y crees que al Señor le gustan tus holocaustos y ofrendas más que la obediencia a sus palabras? Entiende que obedecer al Señor es mejor que ofrecerle sacrificios, y que escucharlo con atención es mejor que ofrecerle la grasa de los carneros.

Como facilitar mi obediencia hacia Dios:

  1. Piense que le conviene estar de lado del Creador del Universo. Medite constantemente en la grandeza, el poder y la omnipresencia de Dios.
  2. Estudie y medite su palabra. El conocimiento es clave para saber que le agrada o no a Dios y saber conque le podemos obedecer. Oseas 4:6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.
  3. Pida en oración fortalecimiento y espíritu de obediencia.