Artículos

En estos días, se ha escuchado numerosas veces el evento de la Luna roja que estará presentando hasta el 2015. Es una pena, como muchas personas se dejan llevar por el sensacionalismo y no se detiene a analizar bíblica, histórica y literalmente el libro de Joel, de la mano de los demás libros de la Biblia que tiene que ver con esta profecía.

En este estudio, veremos como la fidelidad de Dios, es con nosotros sin merecerlo, y como muchos de las injusticias de esta vida suceden por los pecados y las malas decisiones de unos pocos. En su mayoría, gobernantes, reyes que estaban a cargo de toda una nación.

Empezaremos analizando el libro de Joel. 

Si nos aseguramos de hacer las cosas como Dios manda, viviremos una vida fructífera y con propósito.

Eso no significa que no tendremos contratiempos ni aflicciones, por el contrario, es necesario que nuestra fé sea fortalecida y probada, y esto se consigue a través de las pruebas y aflicciones.

Si lleváramos cada etapa como debe de hacerse, cuando se deba hacer, veremos los resultados a través del recorrido de nuestra vida. Lamentablemente, nos damos cuenta de esto luego de tener medio cuerpo caído en el hoyo. Pero Dios es bueno y fiel que cada vez que nos volvemos a él nos restaura, aunque muchas veces, queden cicatrices físicas y emocionales.

Hace meses dispuse en mi corazón el orar a diario con el Señor para cultivar nuestra relación. En poco tiempo he visto los resultados y puedo decir que he notado la diferencia enormemente. Empecé con 5 minutos, luego esos 5 se han convertido en 30 minutos y sigue creciendo el deseo de dedicar más tiempo a él.

En un principio pensamos que la oración sólo se centra en nuestras preocupaciones y necesidades, reconociendo nuestra capacidad limitada para conseguir y cumplir nuestras metas por nosotros mismos, clamando al Dios vivo por su dirección, fortaleza y poder; pero... la oración va mas allá.

Todo lo creado es la evidencia más contundente de que Dios existe. El querer negar esta verdad es como cerrar los ojos para no ver o taparse los oidos para no ir.

Romanos 1: 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Entonces, ¿Porqué el hombre se empecina en no creer?

El hombre se siente más cómodo con sigo mismo, pensando que no tiene que rendirles cuentas a nadie, por lo que no quiere sentirse "mal" haciendo las cosas que le gustan hacer, aunque no sea de su provecho y el admitir que hay un Dios justo y santo, les estorba. Por lo que nuestro rebelde corazón se inclina siempre a hacer lo que nuestros miembros quieren arrastrarnos a hacer.

Al final, a quien le conviene hacer lo que Dios manda, es a nosotros mismos. Quiero que analicen las siguientes preguntas:

  • Acaso, es a Dios que le conviene que seamos santos?
  • ¿No será a nosotros, que siendo humildes de corazón, aceptando nuestra débil condición, recibimos la bendición de la Salvación eterna de manera gratuita?
  • Luego de la Salvación por Gracia, ¿No tenemos comunión directa con el Padre a través de Jesucristo, y cuando nos acercamos y le dedicamos tiempo a Dios, él nos abre las ventanas de los cielos para derramarnos bendiciones?
  • ¿No es sólo por medio de Jesus, que toda la paz que sobrepasa todo entendimiento lo obtenemos en medio de las tribulaciones?
  • ¿No es donde Jesús que podemos descargar nuestra carga?
  • ¿No es el Señor quien renueva nuestras fuerzas?
  • ¿No es Dios quien promete que todo lo que le pidamos en el espíritu, nos lo concederá?

Les invito a ver el siguiente video, donde podemos apreciar las maravillas de todo lo Inteligentemente diseñado:

El matrimonio es la primera institución creada por Dios; a su vez el matrimonio es la base de la familia y la familia es la base de la sociedad. Por lo que si la sociedad está mal es porque la familia está mal y el matrimonio que lo lidera también lo está.

Todo lo que Dios crea es bueno en gran manera, y el matrimonio lo creó para bendecirnos, como también la familia.  Por lo que no nos debemos sorprender, que el matrimonio sea el blanco favorito del enemigo para atacar.

Desde los inicios de la creación, Dios siempre ha sido fiel. Si estudiamos la Biblia cronológicamente, podemos percibir la fidelidad, la paciencia, la benignidad que Dios Todopoderoso ha tenido con la humanidad y las formas en que él insistentemente nos a buscado. En ese estudio, nos enfocaremos en ver como el Señor, una y otra vez a buscado la reconciliación con los hombres y a su vez, lo que han hecho los hombres.

Comenzaremos en este artículo desde los inicios hasta Moises y continuaremos con la continuación en el segundo artículo.

Nosotros los cristianos tenemos el mismo sentir que el Señor tiene ya que su espíritu mora en nosotros.

¡Como queremos que nuestros seres queridos, compartan con nosotros el amor que el Señor provee!. Que puedan disfrutar de la salvación eterna de su alma, los beneficios y las bendiciones de ser hijos de Dios.

Como dice la canción de Leeland "Tears of the Saint":

Hay lagrimas de tus Santos (aquellos lavados con la sangre de Cristo), que lloran por los perdidos y los no-salvos, Lloramos para que ellos vuelvan a casa... Señor, los guiaremos a casa...