El hombre por primera vez, se ve sin la protección ni la presencia de Dios. Se expone en un mundo reinado por maldad. En el artículo "El verdadero propósito de Dios para los hombres en el principio" quedamos en que Dios creó al hombre y a la mujer para que:

  • Tuvieran una relación personal con Dios.
  • Cuidar, trabajar, prosperar y administrar la tierra.

La consecuencia de la caída

Luego de la caída, el hombre y la tierra sufrió en gran manera.

Génesis 3:17 ¡maldita será la tierra por tu culpa!.

El hombre se dejo engañar por la maldad. Cuando una persona tiene bien claras sus convicciones, sabe cual es la meta, vive una vida integra con sus ideales y es raro que se extravie. Entonces ya los propositos iniciales, aquellos que le dan sentido a la vida humana empiezan a distorcionarse por el pecado.

El ser humano quedó separado de Dios, errante, sólo y perdido; Sus propósitos, (que aunque queden grabado en los corazones de cada uno de nosotros), los trata de cumplir de manera independiente, sintiendo que lo puede hacer con su propia fuerza y vemos con la historia cual ha sido la consecuencia.

A tenido que aprender a las malas en base a ensayo-error. Que diferente hubieran sido el desarrollo del hombre con la supervision del ser supremo quien estableció las leyes morales, físicas, químicas y biológicas de nuestro mundo. ¿Cuantos errores hubiera dejado de cometer la humanidad?


Como se distorcionaron los propósitos de los hombre después de la llegada del pecado?

Génesis 6:5 Al ver el Señor que la maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal, se arrepintió de haber hecho al ser humano en la tierra, y le dolió en el corazón... 

1. El propósito de tener una relación con Dios:

La Biblia dice, que al Señor le pesó haber creado al hombre debido a la maldad de ellos en la tierra, más su amor fue mayor que su indignación, que a mantenido la vida de la humanidad con tal de poder reconciliarse y tener una relación con aquellos que se arrepientan y busquen la redención, por lo que el propósito de tener una relación con Dios es el más importante de todos.

2 Pedro 3:9: El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 

¿Que pasó con esto? Lo lograron? Muy pocos sí lo lograron pero otros fueron tras dioses desconocidos, invenciones humanas, hicieron santo lo que no es santo. (Ver articulo "La idolatria"). Esto provoca la indignación y los celos de Dios y por ende mas separación (Ver Ezequiel 8).

Otros declarando la inexistencia de Dios:

Romanos 1:18-22 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios...

Ya todo los demás propósitos, viene a ser secundario. Nos afanamos tanto para llenar este vacío que naturalmente tenemos con cualquier otra cosa. La verdad es que con cada cosa que quieras llenarte, llegará un momento en que te cansarás de ello y sólo con el señor, es que el resto de las cosas tendrán sentido.

Mateo 6:33: Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 


2. El proposito de cuidar, trabajar, prosperar y administrar la tierra:

Uno de los propósitos mas corrompidos por el hombre. Cuando se refiere a señorear, no se refiere a abusar ni a la competencia de quien tiene el poder ahora y quien lo tiene después. 

Como declara el libro de Romanos, la creación sufre por la corrupción del hombre:

Romanos 8:19-23 La creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios, porque fue sometida a la frustración. Esto no sucedió por su propia voluntad, sino por la del que así lo dispuso. Pero queda la firme esperanza de que la creación misma ha de ser liberada de la corrupción que la esclaviza, para así alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Sabemos que toda la creación todavía gime a una, como si tuviera dolores de parto. Y no sólo ella, sino también nosotros mismos, que tenemos las *primicias del Espíritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopción como hijos, es decir, la redención de nuestro cuerpo.

Hemos visto la consecuencia de la mala administración del hombre. Errores en el manejo del medio ambiente, en la explotación de recursos, enfermedades, hambre, mala distribución de los recursos económicos, son algunas de las consecuencias que ha tenido la mala lideración y administración que el hombre ha tenido por falta de la buena ciencia.

Vamos a continuar en la semana siguiente con el tema: "Cual es el propósito de Dios para el Cristiano".