Dios tiene un plan para todos, cada uno de nosotros somos una de las herramientas que nuestro señor Jesús utiliza para hacer su obra, y el desea bendecirnos con su presencia en nuestras vidas, dandonos paz, amor y todo lo que nos haga falta. Solo tenemos que hacer nuestra parte, que el hará la suya cuando sea el momento perfecto, el si conoce cuando estamos preparados, es nuestro creador.

 

 

Ahora bien, esto no significa que estarenos fuera de tiempos de aflicción y que no podamos sentirnos debiles en algunos momentos.. Pero nuestro señor siempre nos dará las fuerzas para seguir, y como dicho esta en la Palabra de Dios: "Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas os serán añadidas" [Mateo 6:33]

 

Nuestro Dios es más grande que el universo, su amor es infinito, y su perdon incomprensible, pero las bendiciones y planes que tiene para con cada uno de sus hijos son tan gradiosas como su regalo más grande, la vida eterna por medio de la sangre derramada en la cruz haciendose el cordero de sacrificio para pagar nuestros pecados.

 

Dios bendiga grandemente,

Amén.

Colosenses 1: 17 Y él (Jesúcristo) es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten