Me acabo de dar cuenta de algo.

La forma más eficaz en que Dios representa su gloria es en nuestro cambio de actitud que vamos formando cuando le entregamos nuestra vida a Cristo.

Nuestras familias están un tanto descontentas con el hecho de que somos cristianos. Nos llaman fanáticos, enfermizos de Dios (lo cual, de nuestra forma es un alago, pero a la de ellos es algo malo), nos miran como débiles mentales y otros encantos más.

 

Entonces me dije, la única forma de demostrar los que vivimos en Cristo que es algo genuino, es con el cambio en nuestros actos, a una manera que las cosas que ellos crean que sería imposible cambiar en nosotros, cambiaran.

Y empezé a pensar en cada miembro de mi familia y que cosas podía yo cambiar que le demostrara a ellos que algo fuerte y poderoso había hecho con migo lo que ellos ni se pudieran imaginar. 

Y pensé en que podría hacer demostrarle a: 

Mi Padre:Y comenze a darle mente y fué cuando me llegó a la cabeza el porque quiero volver a tocar el piano! El se sacrificó por 8 años para que su niña aprendiera piano. Imagínense, durante 8 años, llevar a clases 3 veces a la semana todo el tiempo y que al final yo diga, a mí no me gusta el piano. No hubo cosa que me acuerde que le ofendiera más que esa decisión. Inclusive, cada vez que podía, él me lo sacaba en cara, haciéndome encerrarme en mi cabeza y odiar más el piano. 

Pero desde hace un mes, Dios ha despertado en mí el deseo de volver a tocar piano, (y hasta yo me extrañé!), hasta que me acabo de dar cuenta, el plan de Dios conmigo y mi padre. No habrá cosa más fuerte para papi que su niña rebelde que despreció todo su esfuerzo para siempre, y que estaba negada a tomarlo de nuevo, le diga: Papá, he comenzado a tocar piano de nuevo, debo de honrarte como padre mio, pués Dios así lo manda y ahora más que nunca he amado el piano y quiero compensarte ese esfuerzo.

Madre: Mi madre siempre se había molestado con migo por lo irrespetuosa que era y mi falta de cariño hacia ella. Nunca la ayudaba con las cosas de la casa y si lo hacía era con una cara de malhumorada.

En los últimos meses, como nunca he sentido tanto amor hacia mi madre como ahora. La tengo que llamar, y saber de ella siempre!, me preocupo por su estado emocional y claro, espiritual, y cuando estoy en la casa trato de ayudarla en todo lo que pueda.

Hasta ahora no había entendido porque de estas cosas, pero sólo hasta analizar, me dí cuenta que sin yo hacer un esfuerzo, Dios ya estaba obrando en mí para cumplir su promesa. Hacer de mi vida, testimonio de su gloria 

Nota: Estos cambios en mí, empezaron a surgir, luego de que tomé la decisión de tener una relación cercana a Dios y es cuando le permitimos actuar en nuestras vidas, cuando vemos el fruto de su amor.

2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Hasta ahora no entendía porque yo quería derrepente tocar piano y el porque esta obseción con mi madre!, Dios actua de forma misteriosa, y si algo está sucediendo, aunque no lo entendamos, por algo es. Dios tiene un plan con cada situación, sólo no desesperemos, porque, al momento de los resultados nos daremos cuenta porque en ese momento estaba pasando esto, esto o aquello. No tuve que hacer ningun esfuerzo para cambiar, porque Dios hizo nacer en mi corazón esas iniciativas. 

Oración:

Gracias padre, porque tu eres demasiado genial, tu sabiduría sobrepasa límites. Gracias porque compartiste conmigo una pequeñísima parte de tu plan, la cual, cada vez me doy cuenta de que hacer las cosas a tu forma es poder cumplir todos tus sueños y que con Dios nada es imposible. Dame las fuerzas para no dejarme desviar de tu plan y de nuevo, gracias porque nunca te rendiste conmigo a pesar de las barrera que yo misma me puse.

Señor GRACIAS por interesarte en mí y mi familia, porque esto es muestra de que escuchas mis oraciones.