Imprimir

Los abortos aumentan el riesgo de cáncer de mama naturalmente, la industria de mil millones de dólares del aborto y sus partidarios lo niegan, pero es cuestión sólo de tiempo.

 

 

Científicos del Centro de Control de Enfermedades y el Instituto Nacional de Salud de EEUU advirtió en 1986 que "los abortos inducidos en el primer embarazo a término, aumenta el riesgo de cáncer de mama." 

 

Sin embargo, no se dará mucha información a el público por intereses de la billonaria industria del aborto".

 

La primera pregunta que un médico debe preguntarle a un paciente que viene en un examen de los senos es, "¿alguna vez tuvo un aborto?" y la segunda es, ¿hay antecedentes de cáncer de mama en su familia? "

 

Si la respuesta es afirmativa a estas dos preguntas, el médico deberá tomar precauciones y usar todas las herramientas de diagnóstico a su disposición.

 

Recordemos la Palabra de nuestro Dios y lo que nos exhorta:

 

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres. (Colosenses 3:23)

 

Aunque en la biblia no se menciona la palabra "aborto", debido a que es un termino moderno... Claramente podemos encontrar entre sus mandamientos "No mataras", y matar no es solamente físicamente, pues hasta con nuestras palabras podemos matar, por ejemplo: el amor y los sentimientos.

 

De palabra de mentira te alejarás, y no matarás al inocente y justo; porque yo no justificaré al impío. (Éxodo 23:7)

 

Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. (Mateo 5:21)

 

(Mateo 5:7-9)

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

En fín, cuando tomamos decisiones buenas, el señor siempre nos bendecirá. Dios se acuerda del justo, el que sigue sus mandamientos, y a la hora de tribulación, donde solo Dios nos puede ayudar, no te olvidará.

 

Bendiciones y que nuestro señor Jesús llene nuestros corazones de paz, amor y justicia. Amén