Imprimir

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Efesios 2:8-9".

 

Nadie en el mundo, ni exigencia humana, ni obras, ni papá, ni sacerdotes, ni otra cosa. Solo la gracia de Dios y tu fé en que el cordero de Dios -Jesucristo- se levanto de los muertos provee salvación al perdido, ayuda y paz al pecador.