Imprimir

No respondas al necio de acuerdo con su necedad, para que no seas tú también como él.

Responde al necio según su necedad, para que no sea sabio ante sus propios ojos. Se corta los pies y bebe violencia el que envía recado por mano de necio.

Como las piernas que penden del lisiado, así es el proverbio en boca de los necios.

Como el que ata la piedra a la honda así es el que da honor al necio.

Comoespino que se clava en la mano de un borracho, tal es el proverbio en boca de los necios.

Como arquero que a todos hiere, así es el que toma a sueldo al necio o a los que pasan.

Como perro que vuelve a su vómito es el necio que repite su necedad.

¿Has visto a un hombre que se tiene por sabio? Más esperanza hay para el necio que para él.

Proverbios 26:4-14